13 trucos para sacar el máximo partido al Black Friday

#SelfieDeMiVida

Este 24 de noviembre vuelve el Black Friday: el día en el que las ofertas llegan a nuestra vida para que sea más barato hacernos felices. Pero de nada te servirá si no sabes aprovechar todo lo que la diosa Ofertium tiene preparado para ti.

Vamos a darte una serie de consejos para que tu Black Friday sea un gran día. No queremos que llores cuando veas todo lo que te has comprado. Atento:

1.No todo son chollos

“Hecha la ley hecha la trampa” o “no es oro todo lo que reluce” son dos refranes que bien podrían definir el Black Friday. Antes de esta señalada fecha llena de “rebajas” los comercios suelen hinchar los precios para en vez de rebajarlos volver a los originales.

Si no quieres acabar comprando un falso chollo es muy sencillo: haz un seguimiento de los precios o bien compáralo con el mismo producto en otro comercio.

Con apps como Radar Price puedes comparar los precios del mismo producto en diferentes tiendas.

black-friday-chollos

2. La electrónica es lo que más sentido tiene comprar este día

En pasadas ediciones del Black Friday los productos tecnológicos tuvieron descuentos del 75 y 50%.

La tecnología se lleva la palma en esto de los descuentos, así que ya sabes, antes de comprarte un pingo que vayas a usar un par de veces mejor tira por esa SmartTV que tanta falta hace para no ser el desfasado del grupo.

Si eres un friki de los videojuegos esta fecha es clave para recuperar las horas perdidas en tu sofá. También los smartphones y ordenadores son una opción, vale que la rebaja no sea en el último modelo pero algo es algo oye.

Si lo tuyo es la fotografía, aprovecha porque el Black Friday muchas marcas aprovechan para hacer limpieza de modelos antiguos.

Como ves eso de que la paciencia es una virtud, también define el Black Friday.

3. Si eres previsor te ahorraras bastante dinero estas navidades

Lejos de toda la parafernalia previa que montan las marcas en torno al Black Friday existe un motivo mucho más simple: deshacerse del stock antes de la Navidad para poder recibir las nuevas mercancías.

Esto supone una bajada de precio en los productos que puedes aprovechar cara a tus compras navideñas.

4. El Black Friday no comienza en el Black Friday

Por más que marques el día 24 de noviembre en tu agenda con el rotulador más fluorescente, tienes que saber que el Black Friday no empieza cuando abren las tiendas. Recuerda que hay un gran número de e-commerce abiertos para ti 24/7, muchos de ellos de tus tiendas físicas favoritas o incluso de las tiendas más raras que puedas imaginar

Un estudio de la Universidad de Laganga asegura que desde la normalización de este tipo de compra se han reducido considerablemente los partes de lesiones en tiendas de ropa.

5. El Black Friday no termina en el Black Friday

Muchos de los productos que se han rebajado durante el Black Friday mantienen su precio días después. Todo un puntazo teniendo en cuenta que la locura de las rebajas ya habrá trascendido. Y no solo eso, que no te sorprenda encontrar precios todavía más rebajados de un producto que compraste el fin de semana anterior.

Avisamos de que el típico truco de esconderlo detrás del todo no funciona porque las tiendas se ordenan cada día. Tienes que saber que te arriesgas a perderlo.

6. Fíjate en la política de devoluciones

El Black Friday es un periodo de compra compulsiva en el que posiblemente nos arrepintamos de algunas de nuestros impulsos.

No te dejes llevar por el precio del producto, muchas veces los chollos esconden una política de devolución que ojito. Por eso, lo mejor es que te asegures de los días que tienes para devolverlo, si tienes el derecho de hacerlo o si al menos pudieras cambiarlo por un producto del mismo valor.

¡Fíjate en la letra pequeña!

7. Organiza una ruta

Tanto si eres de compras en live como en streaming lo mejor es que planifiques tu día de shopping. Qué es lo que te hace falta, lo que no, las tiendas que de verdad te gustan, los productos que pueden tener mayores ofertas que otros…

En estos casos es muy útil una lista en la que apuntes todo lo que necesitas y las tiendas donde encontrarlo. En el caso de que estés comprando por internet la euforia de la gente puede provocar una caída de servidor, con tu lista puedes pasar a la siguiente tienda sin perder ni un minuto.

Si eres de los que prefiere patearse la ciudad también tienes que tener en cuenta la localización de las tiendas (Google Maps es una herramienta muy útil para estos menesteres).

Marcate_ruta_black_friday

8. Sigue en redes a tus tiendas favoritas

No hay mejor bola mágica para predecir lo que va a pasar durante el Black Friday que seguir a las marcas en sus redes sociales. A través de ellas van lanzando pequeñas píldoras para ir despertando poco a poco a ese comprador impulsivo que todos llevamos dentro.

Para aquellos que ya estéis rozando el límite de la obsesión os contaremos un secretito: hay una opción en la página principal de las marcas que hace que sus publicaciones aparezcan las primeras en tu timeline. Sí, también lo puedes hacerlo con las de tu amor platónico.

9. Ponte un límite de gastos

Ojocuidao, sacar el máximo partido al Black Friday no significa invertir tus ahorros comprando cosas que no necesitas. Si tu fuerza de voluntad es más débil que las bolsas de Primark lo mejor es que dejes tus tarjetas en casa y lleves solo el efectivo justo. En el caso de la compra online solo te queda ser fuerte o usar Paypal para controlar un poco tus movimientos.

Ese límite es necesario si no quieres terminar comprando cosas que no vas a usar en la vida. Es muy satisfactorio llegar a casa, ver tus compras y auto sentirte orgulloso por haber controlado tus más oscuros impulsos.

 10. Repón tus básicos

Aprovecha las súper ofertas del Black Friday para reponer todas esas cosas sin las que tu vida no tendría sentido. Este tipo de compras son una apuesta segura y puedes ahorrarte bastante money siempre que cumplas los puntos que hemos comentado anteriormente. Sobre todo el de organizarlo todo en una lista para que no se te olvide nada.

11. Usa zapatos cómodos

Puede parecer un obvio pero si eres de los que vive el Black Friday pateando todas las tiendas de la ciudad lo mejor que puedes hacer es ponerte unas zapatillas de deporte. Ya que vas a terminar haciendo sufrir a tu bolsillo (por más que te digamos) por lo menos que no sufran tus pies.

12. Madruga

¿A qué refrán os suena esto? El Black Friday no es un buen día para dormir hasta las tantas, sobre todo si tienes algo que estás deseando tener hace mucho tiempo. Igual que tú hay cien mil personas más que ansían tener ese objeto de deseo entre sus manos. Así que ya sabes, si lo tuyo no es la compra online más te vale madrugar porque cuando se acabe el stock, c’est fini.

madrugar_black_friday

13. Te mereces un caprichito

Te hemos dicho que lo mejor es que vayas directamente a por aquello que quieres. Pero también es cierto, siempre y cuando no se te vaya de las manos, aprovechar los descuentos para darte un capricho. Si te lo pegas a conciencia puedes llegar a descubrir productos que te acaben sorprendiendo a ti y a otros.

Ahora ya solo queda que te prepares mentalmente para aplicarlo todo.