Close

Mi móvil se calienta: 6 trucos para enfriar tu móvil un día de playa

Toalla, crema, gafas de sol, helados… Confirmamos: entre los componentes imprescindibles de un día de playa perfecto no está un móvil a 60ºC. Sabemos que no lo haces aposta, pero a veces en estos días de verano acabamos sobrecalentando nuestro móvil por usarlo demasiado. Si te ocurre, aplica estos 6 trucos para enfriar tu móvil y poder disfrutar de un verano fresquito.

Es importante que lo hagas, porque coger un móvil sobrecalentado no es simplemente incómodo el equivalente en las manos de pisar con los pies la arena ardiendo. Si se calienta en exceso, pueden provocarse daños irreversibles en el hardware del aparato. Vamos, ¡que demasiado calor te va a dejar sin móvil!

Cómo evitar que se sobrecaliente tu móvil

Si tu móvil se calienta demasiado es porque:

a) Hace mucho calor

b) Le está dando demasiado caña

c) Ambas son correctas

Empezando por el aspecto de la temperatura exterior: sabemos que en la playa suele hacer calor. Si no, es una pena. Pero puedes proteger tu móvil de las altas temperaturas dejándolo en un sitio fresco, como en un bolso cerrado o en la sombra, si lo estás utilizando. El rincón más fresco de la playa quizás esté entre un montón de toallas, así que no te cortes con la imaginación. Eso sí: ¡ni se te ocurra meterlo en la nevera portátil!

Cualquier proceso que hagas con él va a aumentar la temperatura, pero no tiene por qué ser un problema si lo haces bien. Cuantas más aplicaciones y archivos tengas, más le costará al aparato funcionar y más se va a calentar, así que vacía todo lo que puedas el almacenamiento. Total, esa app de pistas de esquí no la vas a necesitar estando en la playa, ¿no?

Por último, también es importante que mantengas tus aplicaciones actualizadas, pues algunas versiones anterior pueden hacer que al móvil le cueste más funcionar y suba su temperatura.

Cómo enfriar tu móvil si se ha calentado

ALERTA, ALERTA, MÓVIL ARDIENDO. Es hora de activar el protocolo de emergencia e intentar enfriarlo. En primer lugar, lo más rápido y efectivo que puedes hacer es quitarle la carcasa o funda que tenga. Tu móvil desprende todo el calor por la parte trasera, y si no dejas que salga al exterior le costará mucho más enfriarse.

Entre que la playa es muy bonita, y que tu móvil no se va a enfriar hasta que lo dejes de usar, no se nos ocurre mejor plan que dejarlo quieto e irte al agua. Pero antes del baño no olvides cerrar todas las aplicaciones, ¡también las que están en segundo plano!

Pero si estás esperando a que te llamen de Operación Triunfo (o algo igual de importante), la solución será que te bajes una de estas aplicaciones para enfriar tu móvil: Cooler, Smart Cooler o Enfriador de Teléfono.