Close

Tecnología

Lo último en tecnología de la forma en la que lo quieres leer.

Las Smart Cities o ciudades más inteligentes de España

Son muchas las ciudades que se han puesto manos a la obra para mejorar la vida de sus ciudadanos con ayuda de la tecnología. En España tenemos algunas de ellas, estas son nuestras Smart Cities.
Smart-cities

Cada vez son más las ciudades que, impulsadas por los avances tecnológicos, establecen planes para construir sistemas de gestión por el bienestar de sus residentes. Mejoran su calidad de vida través de la optimización de sus recursos, el desarrollo sostenible de su crecimiento y la creación de herramientas que, gracias a la tecnología, sitúan al ciudadano en el centro de la toma de decisiones.

El internet de las cosas tiene un papel fundamental en esta tarea, ya que crea sistemas capaces de almacenar datos para que estemos continuamente informados de todo lo que ocurre a nuestro alrededor.

Así pues, estas son a día de hoy las ciudades más inteligentes de España:

Barcelona

En materia de movilidad sostenible cuenta con la red octogonal de bus o las bicicletas públicas Bicing. Dentro de este ámbito, también encontramos las Supermanzanas, una línea de metro, que a través de la obtención de data a tiempo real, se ajusta a las necesidades de sus ciudadanos o puntos digitales donde los ciudadanos pueden conocer dónde hay plazas libres de aparcamiento.

Por otro lado, en este camino se ha puesto el foco en la gestión de residuos, monitorizado por los trabajadores, el sistema de riego en los parques para reducir el gasto de agua o el ahorro de electricidad con farolas de luces led que son capaces de detectar la densidad de personas para apagarse o encenderse.

Todos los proyectos destinados a crear una Barcelona inteligente, están llevándose a cabo en el Smart City Campus y Open Data BCN para tener acceso a toda la información de la ciudad a tiempo real.

Hace poco se celebró el Expo World Congress, en el que participan empresas, universidades y demás organismos internacionales con el objetivo de ofrecer vías para el desarrollo de estas ciudades inteligentes.

Madrid

Hace unas semanas se puso en vigor Madrid Central, que limita la entrada al centro de la capital de ciertos vehículos. Con esta medida, Madrid pretende limpiar el aire que se respira en el centro de la ciudad, seriamente afectado por la polución.

El objetivo es que en unos años el transporte público supere con creces al privado. En los últimos años han ayudado las empresas de carsharing o motosharing eléctrico, o las famosas BiciMad.

Otro de los grandes proyectos ha sido: Decide Madrid, una web de participación ciudadana que también utiliza mupis digitales para que, junto con el Ayuntamiento, se pueda decidir en tiempo real y en plena calle sobre aspectos de mejora de la ciudad.

Las últimas expectativas se sitúan sobre Madrid nuevo norte, “el mayor proyecto de regeneración urbana de Europa” que busca integrar barrios aislados de la zona urbana. Ya veremos en qué queda.

Valencia

En los últimos años Valencia ha ascendido puestos como ciudad inteligente. Uno de los motivos es el Geoportal, una plataforma que proporciona información pública sobre los servicios municipales de la ciudad gracias a la obtención de data.

Gracias a ella, los ciudadanos pueden localizar en todo momento del bus más cercano, los niveles de ruido por zona, los contenedores según el tipo de residuo, etc.

Por otro lado, Valencia al minut, ofrece información sobre la calidad del aire de los diferentes distritos, el tráfico, la densidad de personas, etc., así como multitud de trámites telemáticos, un gran ahorro en desplazamientos y en recursos económicos.

En materia de movilidad sostenible, Valencia es una de las ciudades que cuenta con mayor superficie de carril bici. También restringe el tráfico en el centro los fines de semana y cuenta con un servicio de bicicletas públicas: Valenbisi. Además, algunos de sus autobuses cuentan sensores ambientales para medir el grado de polución.

Málaga

Málaga está haciendo grandes esfuerzos en los últimos años para convertirse en una ciudad inteligente, sobre todo en materia de sostenibilidad.

Una de sus innovaciones más representativas son las farolas fotovoltaicas y eólicas, la incorporación de vehículos eléctricos en muchos de sus servicios públicos o los sensores móviles para medir la calidad del aire y para detectar la humedad de los parques y así activar el riego cuando sea necesario.

Por su lado, Innovation Center de Telefónica está desarrollando, junto a instituciones públicas y privadas, tecnologías para profundizar más en el Big Data.

Sevilla

La Semana Santa de Sevilla ha dejado una muestra de lo que una ciudad inteligente es capaz de conseguir, como los avisos por SMS a los ciudadanos en el caso de incidente.

El plan para conseguir una ciudad inteligente en Sevilla se llama Sevilla Smart Accesibility, Tourist and Events” y se llevará a cabo mediante una app cuyo objetivo es mejorar la calidad de vida de ciudadanos y turistas.

El primer aspecto a tratar es la accesibilidad; se crearán mapas donde localizar las zonas por nivel de accesibilidad e informará a los ciudadanos sobre eventos, incidencias y todo lo que ocurra en la ciudad.

La app también tendrá un apartado para gestionar la movilidad, informando sobre el flujo de circulación, las plazas de aparcamiento disponibles, etc.

Como bien indica el título del plan, Sevilla no olvida a sus turistas. Para ellos la app ofrece un canal de comunicación directa con el turista, que tendrá acceso a cualquier información de interés que necesite.

A Coruña

A Coruña quiere controlar cada vez más aspectos de la ciudad desde una gran plataforma respaldada por el Big Data para poder ofrecer la mayor cantidad de información disponible al ciudadano. Poco a poco lo va consiguiendo a través de medidas como el control del tráfico, los parkings disponibles, los sistemas de riego de las zonas verdes o el control de la energía eléctrica.

Al igual que el resto de ciudades de esta lista, también incorpora sensores que pueden medir el grado de contaminación del aire, así como el nivel de contaminación acústica, para poder controlarlo.

Como curiosidad, también están planteando incorporar la realidad aumentada en sus itinerarios turísticos.

No todas las medidas están aplicadas aún. No obstante, todo indica que el futuro pide a gritos este tipo de ciudades y muy pocas están dispuestas a quedarse atrás. Si quieres aportar tu granito de arena, echa un ojo a estos patinetes eléctricos 😉