Close

Tecnología

Lo último en tecnología de la forma en la que lo quieres leer.

Cómo protegerte del juice jacking cuando cargas el móvil en un USB público

Mediante el juice jacking pueden acceder a tus datos mientras recargas la batería de tu móvil en un puerto USB de un espacio público. Te contamos cómo evitarlo.
PG Tuenti Artículo JuiceJacking1 - Cómo protegerte del juice jacking cuando cargas el móvil en un USB público

Los puertos de carga USB públicos nos permiten no quedarnos sin batería en el móvil con independencia del lugar en el que nos encontremos: en el metro, en el tren, en el aeropuerto, etc. No obstante, se deben tomar una serie de precauciones con el fin de protegernos del ciberataque juice jacking, que se produce a través de los puertos USB públicos. A continuación, te contamos cómo puedes protegerte de esta práctica fraudulenta cuando recargas la batería de tu móvil en un lugar público.

Mediante el juice jacking, los hackers pueden grabar y  acceder a todos los movimientos realizados por el usuario del teléfono: llamadas, direcciones de Internet, datos personales, fotos, etc. Incluso se puede dar el caso de que instalen programas maliciosos en nuestro smartphone. No obstante, no está de más recordar que si cargamos nuestros teléfonos a través de enchufes eléctricos corrientes, sin tener que recurrir a un cargador con USB, resulta imposible que accedan a nuestros datos personales.

 

Cómo evitar el juice jacking

La mejor manera de evitar el juice jacking es no utilizando los puertos USB públicos. Por ello, si te quedas sin batería fuera de casa, es recomendable que lleves siempre una batería externa, un cargador o adaptador (a ser posible, con protección de sobrecargas) o el llamado “preservativo” USB, que dispone de una conexión macho y una conexión hembra. Este último es, sin lugar a dudas, uno de los dispositivos más seguros para protegerse del juice jacking, ya que mediante su uso se bloquea la posibilidad de transferencia de datos.

Además de los dispositivos anteriores, otra manera de protegerse del juice jacking es la carga inalámbrica y la carga inalámbrica inversa (disponible, sobre todo, en aparatos de gama alta). En esta última, la protección será prácticamente total. 

¿Y si la batería te pilla por sorpresa?

Pero, en el caso de que la batería de nuestro móvil nos pille completamente desprevenidos y no tengamos más remedio que utilizar un puerto USB público, se recomienda seguir una serie de consejos. Primero, no activar las opciones de transferencia de datos (tanto de fotos como de archivos) y dejar el dispositivo en modo «Solo carga». Segundo, cuando aparezca la pregunta de si confiamos en ese dispositivo de USB público, debemos responder siempre que no. Tercero, podemos añadir contraseñas a nuestras aplicaciones e instalar únicamente aquellas apps disponibles en los marketplaces oficiales. Y finalmente, siempre que podamos, es recomendable cargar la batería con el teléfono completamente apagado. 

Con estos sencillos métodos, nos sentiremos más seguros y podremos protegernos del juice jacking si utilizamos un USB público.