Guía de supervivencia: cámaras de vídeo 4K que graban hasta el alma

#Techie

3D, Full HD, 4K, 1080, HDR… ¿Quién es capaz de enterarse de lo que se mueve en el mundo de la fotografía y el vídeo con tanto código raro? Estamos aquí para echarte una mano, hoy con las cámaras 4K.

Con esta guía de cámaras de vídeo 4K solo te quedará una duda: cuándo vas a ir a comprarte una.

¿Qué son las cámaras de vídeo 4K?

Esta nueva tipología de cámaras no son más que aparatos que graban con una resolución de 4096 x 2160 píxeles. Si te gusta el mundo audiovisual, seguro que te enteraste de lo revolucionaria que fue la llegada del 1080p. Pues esto no es nada más y nada menos que cuatro veces una resolución de 1080p, ¿cómo te quedas?

Pero si te fijas, esas dimensiones son como muy muy apaisadas. La pantalla de tu ordenador o de tu televisión seguro que no es así, sino que sigue la clásica proporción 16:9. ¿Y entonces qué? Es muy sencillo: el 4K clásico está pensado para pantallas de cine, con una relación de aspecto mucho más alargada. Pero tranquil@, la mayoría de cámaras 4K en realidad graban en lo que llamamos UHD o 4K UHD. No es más que esa misma calidad aplicada a una resolución de 3840 x 2160 píxeles, que sí encaja en los monitores de 16:9.

Conclusión: las cámaras 4K lo que hacen es grabar con una resolución increíblemente buena. No es la mejor que hay, eso sí: YouTube ya está probando en algunos vídeos con resoluciones 8K. ¡Es el futuro!

¿Necesito una cámara 4K?

Hasta ahora, la tecnología de grabación 4K solo había sido objetivo de profesionales del mundo audiovisual. Sin embargo, como siempre ocurre con las nuevas tecnologías, se han “democratizado” en los últimos meses y ya hay muchas personas aficionadas al vídeo con cámaras de este tipo.

Ventajas

La más obvia de todas es la calidad de imagen: grabar en 4K UHD te da una nitidez y una resolución espectaculares. Para proyectos audiovisuales de alto nivel es casi imprescindible.

Además, también es bueno incluso para vídeos a 1080p. Si la pantalla donde vas a reproducir el vídeo no admite 4K, podría parecer que grabar con esta tecnología es inútil, pero no. Tus imágenes serán más nítidas y de mejor calidad.

Además, si tienes que recortar un cuadro de la imagen, con una cámara 4K perderás mucha menos calidad. También te da la posibilidad de utilizar efectos sin perder calidad, como un Zoom in o un desplazamiento de un lado a otro.

Desventajas

El contra más importante (de momento) es la falta de monitores 4K. Si somos sincer@s, la mayoría de televisores personales y de pantallas de ordenador aún no admiten 4K, aunque pronto estará más extendido.

Además, como es evidente, el espacio de almacenamiento y el rendimiento del ordenador con el que edites deberán ser mucho mayores. Es lógica: cuanta más calidad, más información y por lo tanto más peso.

¿Qué cámara 4K me compro?

Smartphone

Cada vez son más los smartphones que incorporan cámaras 4K, incluso de marcas de móviles chinos. Es la opción perfecta para aficionad@s a las fotos y vídeos de calidad, que se curran mucho las imágenes que cuelgan en su Instagram. Sin embargo, al ser más pequeño el sensor que en cámaras de vídeo, los resultados son peores. Y, lo creas o no, algunos de estos móviles con 4K son realmente baratos.

Acción

Coger olas en 4K es otro nivel (aunque si no consigues ni ponerte de pie en la tabla, la calidad de imagen no cambiará nada). Las cámaras de acción son el gadget favorito de las personas deportistas junto con las pulseras de actividad, y algunas como la Sony FDR-X1000V o la GoPro Hero 4 lo petan entre ell@s.

Bridge

Los tipos más interesantes en el terreno de las 4K son las brigde y las DSLR y CSC. Las bridge son la versión PRO de las cámaras compactas digitales que había hace 10 años. Su nombre por ser el puente (bridge) entre las compactas normales y las reflex profesionales. También aquí hay algunos modelos 4K muy interesantes a nivel precio, como la Lumix FZ300.

DSLR/CSC

Las DSLR o CSC son cámaras más profesionales, ambas con opción de cambiar el objetivo (ojo: además del cuerpo de la cámara tendrás que comprar la lente). La diferencia fundamental es que las DSLR, las reflex de toda la vida, tienen un espejo entre el objetivo y el sensor, y las CSC no. Es una categoría un poco más cara, pero también con muchas posibilidades. Sobre estas hay muchísimo escrito, encuentra la tuya aquí.

Ya sea para hacer tu primer corto o para grabar InstaStories, con una 4K tendrás calidad de cine.

¡NUEVAS TARIFAS DE FIBRA Y EL DOBLE DE GIGAS!

Dámelo YA