Close

Cómo hacer las mejores fotografías nocturnas con tu móvil

Las cámaras de los smartphones han evolucionado hasta, prácticamente, superar a la de la tradicional réflex. Te contamos cómo exprimirlas al máximo para capturar la mejor fotografía nocturna.

Muchas de estas cámaras ya cuentan con los ajustes y funcionalidades para realizar fotografías completamente profesionales. Huawei, pero sobre todo iPhone, llevan un tiempo promocionando sus nuevos teléfonos poniendo el énfasis en sus cámaras y la calidad de las imágenes. 

Solo hace falta que pienses en tu último viaje, ¿qué cámara utilizaste? Exacto.

Ahora sí, te contamos cuáles son las claves para sacar una buena fotografía nocturna. Aunque ten en cuenta que estos consejos también te valdrán para situaciones de poca luz.

Olvídate del flash

Lejos de ser un aliado, el flash es tu mayor enemigo. La luz que aporta el flash a cualquier composición le da un aspecto artificial y poco favorecedor. Lo mejor que podemos hacer es toquetear los ajustes de la cámara manualmente hasta conseguir la imagen que estamos buscando. Esto puede ser un poco más complicado cuando son fotos nocturnas, pero te aseguramos que se puede.

La exposición de tu imagen

Cuanto más largo sea el tiempo de exposición, más luz se registrará en nuestra imagen. El único inconveniente en las exposiciones largas es que es inevitable, por muy nimio que sea, que se produzca algún movimiento, dejando una imagen borrosa. Por ello, lo mejor es utilizar un soporte para el móvil, un mini trípode, por ejemplo.

Los largos tiempos de exposición dan lugar a imágenes muy interesantes. Por ejemplo, escenas de tráfico con coches en movimiento o efectos luminosos utilizando un mechero o linterna. Todos los trazos de luz quedarán registrados en la imagen y dará efecto de estar pintado con luz.

Necesitas luz

Aún tomando la foto de noche, necesitarás algo de luz. Ya sea de coches, de farolas, de carteles luminosos… Lo que quieras retratar tendrá que estar situado cerca de alguna fuente de luz. Si no es así, deberás utilizar tu propio foco.

Ajusta el ISO

La sensibilidad ISO marca la cantidad de luz que es capaz de recoger el sensor una imagen, haciendo que las imágenes queden más luminosas. Por lo tanto, si aumentamos este valor, incrementamos la cantidad luz que puede registrar la cámara.

No obstante, el handicap es que al aumentar estos valores, aumentamos la sensibilidad de nuestra cámara a la luz, generando unas pequeñas manchas en la imagen que conocemos como ruido, lo que le restará nitidez a la imagen y sus detalles.

Deja los filtros

En estas imágenes el secreto no está en los filtros, ya que éstos tienen valores predeterminados que no tienen en cuenta el tipo de imagen.

Si quieres obtener un buen resultado en una fotografía nocturna, los retoques deben ser manuales. Por ejemplo, jugando con el balance de blancos o aumentando la intensidad de los puntos de luz de nuestra imagen. También puedes la saturación y el contraste de los puntos más sombríos.

Descárgate una APP

Si es que… lo que no solucione una APP. Hay varias aplicaciones que permiten mejorar tus habilidades con la fotografía nocturna, aportando funciones extras a las que de por sí trae nuestro smartphone. Una de ellas es Night Camera. Esta aplicación permite tomar fotos de noche ajustando valores distintos a la ISO para no perder nitidez en la imagen.

Ahora solo te queda elegir el sitio.