Close

Tecnología

Lo último en tecnología de la forma en la que lo quieres leer.

Nuevas enfermedades que provocan las redes sociales

Las redes sociales traen consigo nuevas enfermedades. Te contamos cuáles son, cómo evitarlas y cómo superarlas
PG Tuenti 07 Articulo EnfermedadesRRSS Frame4 - Nuevas enfermedades que provocan las redes sociales

Desde principios de los años 80 surge la generación millennial, conformada por personas con edades actuales comprendidas entre los 25 y 45 años y que han crecido bajo la influencia de las nuevas tecnologías. Estas personas vivieron la transformación digital y ya no se imaginan un mundo sin Internet y sin apps

Nuevos tiempos, nuevas patologías 

Las nuevas tecnologías, a través de las redes sociales, han colocado el mundo al alcance de nuestras manos y la unión entre personas se ha estrechado hasta límites antes impensables. Las plataformas como Twitter, Facebook o Instagram nos permiten participar, en tiempo real, en casi todas las vivencias que nos rodean hasta el punto que, si nos faltara la conexión, nos sentiríamos desprotegidos y flotando desesperadamente en un vacío comunicacional.

Para nosotros es indispensable estar siempre conectados y, por ello, somos propensos a padecer enfermedades asociadas a las redes sociales.

Estudios en todo el mundo han demostrado que los millennials son los más susceptibles a las enfermedades que provocan las redes sociales, pues tienden a vivir conectados constantemente a dispositivos en red, como tablets o teléfonos inteligentes.

 

Enfermedades que provocan las redes sociales 

Estas enfermedades son conocidas genéricamente como tecnopatologías y se manifiestan como alteraciones psicológicas, físicas y de comportamiento social, entre quienes las padecen. Muchas de esas patologías llegan a impedir el desarrollo de una vida socialmente aceptable. 

En realidad no estamos hablando de enfermedades nuevas, sino que son las mismas dolencias de siempre pero magnificadas por los dispositivos móviles, con la añadidura de Internet. Las adicciones y los síndromes de abstinencia están aquí presentes, así como los problemas relacionados con desencadenantes de ansiedad, depresión e inseguridad.

Las llamadas enfermedades redes sociales pueden disminuir la calidad del sueño al surgir preocupaciones magnificadas, por ejemplo, con la «subida» a la Red de alguna imagen nuestra que no nos agrada y que pudiese alimentar algún ciberacoso vergonzoso al ser expuestos ante un público extenso. Estas situaciones son tan extremadamente peligrosas que podrían inducir a un estado de pánico suicida, como ha ocurrido en alguna ocasión. 

 

Nomofobia 

Es el miedo, terror o pánico de perder el móvil, que no exista cobertura o que se agote la batería sin tener el cargador a mano. La sufren muchos millennials, en mayor o menor grado. La solución es aparentemente sencilla: organización y previsión

 

Depresión WhatsApp 

La padecen especialmente quienes comprueban constantemente su teléfono para buscar nuevos mensajes. Esto puede producir cambios en la autoestima o disminución de la calidad del sueño. Se requiere autocontrol y búsqueda de intereses motivadores. 

 

Miedo a perderse algo 

En inglés se le conoce como FOMO (Fear Of Missing Out) y se presenta como una ansiedad compulsiva de estar siempre conectado para no perderse nada de lo que está ocurriendo en el mundo exterior. Solución: recuerda que nadie puede ver todos los vídeos, ni escuchar todas las canciones, ni leer todos los libros que surgen a diario.