Close

Domótica o las casas inteligentes del futuro

Los sistemas inteligentes para el control del hogar están más cerca de lo que crees. Te contamos todo lo que necesitas saber sobre las casas del futuro.

El cine ha despertado más de una vez nuestras ansias por llegar a un futuro que ya nos espera a la vuelta de la esquina. Encontrarnos un café recién hecho al despertar, subir las persianas sin despegarnos de las sábanas o apagar esa dichosa luz que siempre queda encendida sin levantarnos del sofá ya no es un guion de ciencia-ficción.  

Solo ha sido necesaria una cosa para que los hogares inteligentes crucen la gran pantalla: la domótica.

¿Qué es?

La domótica es un sistema que, a través de la tecnología, permite automatizar diferentes componentes de tu casa ofreciendo un completo control del hogar. Incluso cuando no estás presente.

Aunque todavía te suene a chino, cada vez son más las marcas que fabrican electrodomésticos, sistemas de iluminación, sistemas de seguridad, etc. adaptados a esta inteligencia.

¿Cómo funciona la domótica actual?

Aunque la domótica apareció por primera vez hace unos años, lo novedoso de esta nueva generación es la conexión inalámbrica por red a las centrales domóticas. De modo que, si algún día quisieras convertir tu casa en un hogar inteligente, bastaría con descargar una APP, un sistema de ADSL con conexión Ethernet y, evidentemente, tener dispositivos afines a esta inteligencia

¿Cuáles son sus ventajas?

La seguridad

La máxima preocupación de un hogar inteligente es tu bienestar. Gracias a la domótica, es posible detectar una fuga de gas antes de que se expanda. Incluso puede simular que hay personas dentro de nuestra casa si el sistema detecta que estamos siendo víctimas de un robo.

El ahorro energético

Desde las APPs podemos controlar en todo momento qué luces de casa están encendidas, su intensidad, su color, etc., activar el sistema de riego cuando sea necesario en función de las condiciones meteorológicas o programar que se apague la calefacción cuando la temperatura ambiente sea adecuada.

Control remoto

Tu hogar inteligente puede poner una lavadora desde el trabajo o encender la calefacción minutos antes de llegar a casa. Aunque no hace falta estar demasiado lejos; también puedes prepararte un café sin levantarte del sofá.

Tecnología de “a pie”

Una de las principales ventajas de estos sistemas es que prácticamente todo el mundo puede acceder a ellos. Por ejemplo, gracias a los altavoces inteligentes de Google, Apple y Amazon, que permiten un control por voz del hogar a un precio más asequible.

La revolución tecnológica no deja de tendernos lazos para cruzar brechas en favor de un desarrollo y bienestar global. La domótica es uno de esos ejemplos. Vivas en un tercero sin ascensor o en un ático en el centro, puedes contar con ella.

La domótica no es la única innovación tecnológica en pro de este bienestar, otras innovaciones como los tatuajes inteligentes prometen marcar un antes y un después en el control y detección de problemas de nuestra salud.