Close
  1. Blog Tuenti
  2. Tecnología
  3. ¿Es el ADSL lo mismo que la fibra óptica o no? Las principales diferencias

¿Es el ADSL lo mismo que la fibra óptica o no? Las principales diferencias

No, ADSL y fibra óptica no son lo mismo. Uno es, a todas luces, mejor. Sigue leyendo y averiguarás cuál y por qué.

Acabas de llegar a tu nueva casa, ¡por fin se acabó la mudanza! Te sientas en el sofá nuevo (sin ni siquiera quitarle la funda de plástico), sacas el móvil y… error de conexión. Sorpresa: aún no has contratado internet. Como una casa sin Wifi no es una casa, te vamos a contar las diferencias entre ADSL y fibra óptica para que te decidas rápido, antes de que suban el nuevo episodio de tu serie favorita.

Tanto ADSL como fibra óptica son términos que llevamos ya unos años escuchando en el vocabulario tecnológico habitual. Pero ¿sabemos qué son exactamente? ¿Y sus diferencias? Ambas son tecnologías que conectan nuestro hogar con el maravilloso mundo de internet, pero no funcionan de la misma manera.

Esa cajita con luces que hay en el salón o en la habitación se llama módem (o router, ¡pero no son lo mismo!). Si te fijas, por detrás está conectado con un cable a la pared. Dependiendo de a dónde vaya y del material que tenga dentro, se tratará de una conexión ADSL o de fibra óptica.

¿Qué es el ADSL?

Detrás de esas siglas tan crípticas se esconde la conexión a internet de toda la vida (bueno, toda la vida que lleva internet). Sus cables están compuestos de hilos de cobre y van por la misma red telefónica.

Estas características tienen sus consecuencias, buenas y malas. En primer lugar, como van por la misma red telefónica no necesitan instalación ninguna y llegan a toooodos sitios. Lo malo es que, al ser de cobre, los cambios en la temperatura o la distancia a tu operadora puede hacer que la velocidad se reduzca. Es habitual que con una conexión ADSL no se llegue a la velocidad máxima contratada.

¿Qué es la fibra óptica?

Sabes que en la tecnología todo avanza muy rápido, y la Blackberry que te compraste el año pasado ya se ha quedado anticuada. Con la conexión a internet pasó igual: el ADSL era la última moda, hasta que llegó la fibra con sus transparencias y sus colores para seducir al mundo techie.

La fibra óptica es una conexión a internet a través de hilos de plástico o vidrio. La velocidad que contrates es la que tendrás en tu dispositivo, sin sorpresas, y además podrás alcanzar velocidades mucho más altas que con el ADSL.

¿Lo malo? Que en este caso sí que necesitas instalación. No tiene por qué ser gran cosa, únicamente vendrá el técnico de tu operadora a casa y ver por dónde pasar los cablecitos. Además, aún hay algunas zonas rurales donde no llega la fibra.

Entonces… ¿qué es mejor: ADSL o fibra?

Pues como todo: depende. La realidad es que la fibra óptica es una conexión más estable y rápida. Al principio solía ser bastante más cara que el ADSL, pero en Tuenti tenemos ofertas de fibra que ni en tus mejores sueños.

En conclusión, si la fibra llega a tu casa y no te aterra la idea de una pequeña instalación, ¡corre a por la fibra, que se te escapa!