Close
  1. Blog Tuenti
  2. Diccionario Techie
  3. ¿Qué son los sensores TOF?

¿Qué son los sensores TOF?

Descubre más sobre los sensores ToF, una de las nuevas técnicas de las que ya habla todo el mundo y que puede cambiar el uso del móvil. ¡Te lo contamos aquí!

Los sensores TOF han llegado a nuestra vida diaria a través de los smartphones. Son sensores que trabajan con una técnica que lleva tiempo utilizándose pero que no habían trascendido al gran público.

 

Ahora -a partir de 2018- son uno de los factores que merece la pena controlar a la hora de valorar las diferentes cámaras de los dispositivos comercializados. Es algo muy técnico, pero para eso está el Diccionario Techie, para explicar en qué consiste.

 

A estas alturas ya tienes que estar preguntándote, ¿pero qué es un sensor TOF? Un sensor TOF es una herramienta que sirve para calcular el “Tiempo de Vuelo” (Time Of Flight en inglés, de ahí su nombre).

 

El tiempo de vuelo es un sistema que sirve para medir la profundidad de aquello que vemos a través de la cámara basado en haces de luz infrarroja que “se lanzan” desde la cámara y calculan el tiempo que tardan en impactar contra los objetos y seres que están siendo fotografiados y volver.

 

El sistema es similar al de los metros láser que utilizan los arquitectos o al radar de los barcos. La novedad es que se aplica a la fotografía. Los TOF pueden implicar un paso tan grande en su campo como el cambio del GPRS al 3G y al 4G en el suyo.

 

Bueno, te preguntarás, ¿y esto para qué sirve? Pues para conseguir que la cámara y el dispositivo formen una imagen en 3D de lo que tienen delante y así no perder tiempo enfocando a lo que hay a diferentes distancias. Además, como lo que realiza la medición son haces de luz, la velocidad de medición es, obviamente, la de la luz; así que en muchísimo menos de un segundo tenemos una imagen bien enfocada hasta en lugares con 200 metros de profundidad. Una auténtica pasada. Además, igual que mejoran las cámaras, en consecuencia mejoran las pantallas para reproducir estas imágenes.

 

El único inconveniente, que tampoco es que sea muy importante, es que es un sistema externo a la cámara que funciona para con ella. Por lo que ocupa espacio en el dispositivo que lo utiliza. Esto antes -cuando se diseñaron los sensores TOF- no importaba porque no estaba pensado para dispositivos tan pequeños, así que ahora los desarrolladores tienen que incluirlo junto a la cámara o las cámaras del smartphone.

 

Cada vez surgen más y más extras que están convirtiendo nuestros smartphones en dispositivos totales, y que están provocando una auténtica carrera por ver quien desarrolla el mejor producto. Así, cada vez quedan más móviles obsoletos que eran el-dispositivo-que-debes-comprar hace pocos años. Así que si quieres seguir a la última y no perderte nada… no dejes de leernos.