Close

¿Qué es eSIM?

¿Qué es eSIM? ¿Qué ventajas tiene? ¿Cuáles serán sus usos? Te contamos todo sobre las nuevas tarjetas eSIM. ¡Entra ahora!

En pocas palabras, una eSIM es una tarjeta SIM virtual que ya viene incluida en los propios teléfonos.

Se llama eSIM pero la “e” no es de “electronic”, como podríamos suponer, sino de “embedded”, que significa integrada y ya es una tendencia asentada en todos los congresos y ferias tecnológicas, por lo que más pronto que tarde será un básico igual que ya lo es la fibra óptica.

Pero no solo será útil para nuestros smartphones, también acabará habiendo eSIM en los productos Wearable, electrodomésticos, coches o incluso en…¡MASCOTAS ROBÓTICAS! Será una solución sencilla para tener todo controlado desde un solo dispositivo.

 

Dentro de los debates que se generan dentro de nuestra comunidad surgió uno muy interesante acerca de las eSIM, échale un ojo si te ha interesado el tema.

 

Cómo funciona una eSIM

Una eSIM funciona exactamente como una tarjeta SIM normal. Suele ser utilizada -o propuesta- por aquellos usuarios que tienen más de dos o tres líneas móviles y que hasta ahora trabajaban con una MultiSIM. A la hora de encargar un teléfono (de última generación) podemos pedir que la eSIM venga integrada; pasa lo mismo con un Apple Watch, por ejemplo.

 

La eSIM se activa como cualquier SIM normal: mediante un PIN y un PUK y el resto del funcionamiento es exactamente igual. En caso de perder el teléfono, si lo bloqueamos, los datos de la eSIM no se ven afectados ya que, aunque la eSIM está integrada en el teléfono (o en el dispositivo) sus datos están en un chip separado del resto.

 

Qué ventajas tiene una eSIM

Además de ganar en comodidad en el día a día -ya que, aunque parezca mentira, las SIM pueden dar algunos problemas más o menos serios- tendremos grandes facilidades a la hora de llevar a cabo una portabilidad de una compañía a otra en menos de 24 horas desde que la solicitemos y sin ir a ninguna tienda.

Tampoco podemos olvidarnos de lo que nos supondrá tener la misma SIM en todos nuestros dispositivos, desde una tablet al ya mencionado smartwatch. Esto nos permitirá tener nuevas formas de localización de los dispositivos en caso de pérdida.

En cuanto a los viajes es otro acierto el incorporar la tecnología eSIM. Al tener una tarjeta multiusos podremos contratar tarifas locales de aquel lugar al que viajemos en apenas unos segundos, y volver a la tarifa habitual cuando termine el viaje.