El consumo de datos de tus apps: ¿cuál te está dejando desconectad@?

#Techie

No sabes por qué, pero cada final de mes se repite la misma historia (con permiso de Camilo Sesto): te has quedado sin megas. ¿Por qué, si has estado semanas sin usar Twitter? Vamos a analizar el consumo de datos de distintas apps para ver quién es la culpable.

Esta es una aproximación a un consumo de datos de apps estándar, pero nadie mejor que tu móvil para decirte en qué se te van los gigas. Aprende cómo comprobarlo en Android y en iPhone

Y recuerda: con las tarifas de Tuenti, los gigas te van a sobrar, no a faltar 😉

Apps de vídeos: YouTube, Netflix…

Empezamos por lo básico. Todo el mundo sabe que ver vídeos consume un montón de datos, por eso las apps de este tipo no solemos abrirlas si no tenemos Wi-Fi. Es importante tener en cuenta que la calidad de esos vídeos es directamente proporcional al consumo de datos que hará. Por ejemplo, ver un vídeo de 4 minutos en calidad media consume unos 10 megas, pero verlo en HD consumirá mucho más.

Consejo: si tienes que ver un vídeo sin Wi-Fi, ponlo a 240p. No verás mucho, pero al menos mantendrás vivos tus datos.

Redes sociales: Twitter, Instagram, Facebook…

Aquí empiezan las confusiones. Un@ podría pensar “Instagram son fotos, así que consume bastante más que Twitter, ¿no?”. ¡Error! Efectivamente la app de imágenes tiene un alto consumo, ¿pero qué porcentaje de los tweets que ves a diario contienen solo texto? Cada vez es más común que vayan acompañados de imágenes, GIFs o vídeos. Y lo mismo pasa con Facebook, donde los vídeos son omnipresentes.

Consejo: muchas apps tienen una funcionalidad para evitar que tres consultas diarias a las redes nos jueguen una mala pasada. Es tan simple como que no reproducen automáticamente los vídeos si no se está conectado a un Wi-Fi. ¡Menos mal!

Música: Spotify, Deezer…

Alcanzamos el nivel máximo de engaño. Y es que much@s pensamos que escuchar música consume muchos menos datos que ver vídeos, y por tanto no tenemos reparo en ponernos los temazos del momento en alguna plataforma online. El problema está en que la calidad del audio en una de estas apps suele ser mucho mayor que en YouTube, y por tanto su consumo de datos no es tan diferente. Escuchar una canción en Spotify consume entre 2 y 9 megas, dependiendo de la duración y la calidad.

Consejo: descárgate la música en casa (iTunes, Spotify Premium…) y no gastes megas bailando.

Mensajes: WhatsApp, Facebook Messenger…

Sin duda a lo que más tiempo le dedicamos al día con el móvil es a enviar mensajes y a leer las tonterías que nos mandamos por grupos de WhatsApp. Y volvemos a lo mismo: el texto plano consume muy pocos datos, pero siempre que lo acompañas con imágenes, GIFs o vídeos le pegas un hachazo a tu factura.

Para que te hagas una idea, un mensaje de WhatsApp de 100 caracteres consume 0,94 kilobites. Vamos, casi nada. Pero el audio de 5 minutos que te manda tu amigo para contarte esa cosa tan urgente sí que gasta, y mucho.

Consejo: Si de verdad tienes algo tan importante como para necesitar contarlo de viva voz, hemos inventado un servicio revolucionario para que hagas sin gastar datos. Le hemos puesto de nombre “llamar por teléfono”.

 

Pero ya sabes que hay una solución global para todos estos problemas: aprovechar las tarifas llenas de gigas de Tuenti. Te esperamos.

¡NUEVAS TARIFAS DE FIBRA Y EL DOBLE DE GIGAS!

Dámelo YA