¿Cómo ser más inteligente?

#SelfieDeMiVida

O parecer menos tonto.

Antes de meternos en materia queremos aclarar algo:

La inteligencia no está relacionada con el tamaño de la frente. De ser así Isabel Preysler sería la persona más inteligente del mundo.

Dicho esto, empezamos:

Lo primero que debes hacer es concienciarte de tu inteligencia. Cada vez que te levantes mírate al espejo y repite lo inteligente que eres. Si crees que eres inteligente, lo serás. Lo importante es la actitud.

Haz un viaje tridimensional y dile a tu yo del pasado que deje de leer Crepúsculo e invierta su tiempo en hacer algo más útil. Contar motas de polvo, por ejemplo.

 

Deja de abrir la boca cuando miras al techo. No te hará más inteligente, pero sí parecer menos tonto.

 

Por muy imposible que parezca, intenta entrenar tu memoria recordando todos los alimentos que guardas en la nevera. Pasarás de abrirla de una media de 100 a 10 veces.

 

Adelántate a los acontecimientos. Si ves que alguien viene en tu misma dirección desde hace 300 metros apártate antes de que os marquéis la típica bachata de la confusión.

 

¿El colmo? Que tú mismo dudes de tu inteligencia. Esto suele suceder cuando se corta una llamada de teléfono y te das cuenta a los cinco minutos.

 

Reflexiona antes de decir “voy” a la persona que acaba de llamar al telefonillo. Te diremos algo: No te escucha.

 

Deja de creer que tu sábana es un chaleco antibalas cuando escuchas un ruido sospechoso.

 

Cuando hables con niños pequeños intenta no parecer uno de ellos. Lo único que conseguirás es que parezcan más inteligentes que tú.

Piénsalo 😉

¿Aún eres de los
que se le acaban los datos?

Triplícame los Gigas