Close

Tecnología

Lo último en tecnología de la forma en la que lo quieres leer.

Cómo funciona la Tecnología RFID en las empresas más modernas

Los sistemas de identificación por radiofrecuencia (rfid), etiquetas, lectores, procesos… te contamos las últimas novedades y cómo las empresas ahorran tiempo y dinero.
PG Tuenti Artículo Tecn.RFID1  - Cómo funciona la Tecnología RFID en las empresas más modernas

¿Te imaginas poder saber dónde se ubica cada objeto dentro de un gran almacén? Actualmente ya es posible mediante la tecnología RFID (Radio Frequency Identification), que utiliza radiofrecuencia y es capaz de establecer una comunicación inalámbrica entre un lector y un producto etiquetado. 

Anteriormente, las etiquetas RFID eran poco accesibles y costosas, sin embargo, los avances de la tecnología han permitido crear nuevas etiquetas con costes asequibles y nuevas funciones especiales. Por este motivo, innumerables empresas desean trabajar con la tecnología RFID, ya que es económica y muy eficiente para el control de bienes materiales. A continuación, te contamos cómo usan la tecnología RFID las empresas más punteras.

 

¿Cómo utilizan las empresas esta tecnología?

La tecnología RFID es una de las más prometedoras ya que puede utilizarse en innumerables aplicaciones industriales y comerciales. Se trata de etiquetas que pueden ser colocadas por la empresa fabricante de un producto, y cuando el distribuidor recibe su mercancía, puede usar un lector para detectarlas. De esta manera, se puede validar la orden de compra en el sistema de inventario sin tener que realizar un gasto exagerado de recursos. ¡Pero eso no es todo! Las etiquetas RFID también se utilizan en llaves de coches, llaves especiales, productos robóticos y mucho más.

Un ejemplo del uso de esta tecnología, es el caso de Amie DD, una experta en programación y desarrollo, que decidió implantarse un chip en el brazo para poder abrir directamente su coche Tesla Model 3. Esta joven es una de las influencers de tecnología más populares en Europa. 

 

¿Qué etiquetas y lectores utilizan las empresas?

Las RFID etiquetas y el RFID lector cada vez ganan más seguidores en el mundo empresarial. Estas etiquetas se clasifican en tres variedades: tags pasivos, tags activos y tags semipasivos. Las etiquetas pasivas no utilizan energía propia y se encienden únicamente cuando el producto está dentro del área de cobertura del lector. Por otra parte, las etiquetas activas están alimentadas por una pequeña batería, la cual ofrece un mayor alcance y una gran transferencia de información. Y, finalmente, las etiquetas semipasivas utilizan un poco de energía para alimentar el chip, pero no efectúan un gasto eléctrico significativo cuando se conectan con el RFID lector.

Los lectores pueden ser fijos o montables. Los lectores fijos son los preferidos para realizar adaptaciones que optimicen el trabajo dentro de las organizaciones. Por ejemplo, existen empresas que contratan profesionales para instalar lectores en los montacargas, así estos pueden leer y contabilizar toda la mercancía de los camiones. Los lectores montables, también llamados de escáner manual, tienen la ventaja de poder ser trasladados a cualquier lugar dentro de la empresa. Son muy útiles para tareas de inventario y control de pedidos.

 

El proceso de imprimir etiquetas RFID

Las etiquetas RFID se imprimen con impresoras que crean una antena mediante materiales como el aluminio, la fibra de carbono, la tinta metalizada o el cobre. Esta será la parte responsable de captar la señal del lector. De igual forma, estas impresoras tienen la capacidad de imprimir un chip sobre esta antena, el cual será el mecanismo que almacene información y la provea al lector para su uso. Estas máquinas imprimen etiquetas en diversos tamaños, incluso podemos encontrar etiquetas diminutas para ser encapsuladas en un pequeño envoltorio de plástico. 

Existen propuestas sorprendentes para utilizar esta nueva tecnología. Por ejemplo, sería muy útil disponer de una herramienta capaz de ubicar dentro de una biblioteca el libro que quieras en tan solo unos segundos. Otras propuestas más arriesgadas prometen facilitar el pago con las manos a través de implantes de chip subdérmicos.

El sistema de identificación por radiofrecuencia RFID es uno de los artículos y novedades en tecnología más relevantes de los últimos años. Su utilidad en el sector empresarial es sorprendente y las empresas españolas han valorado esta tecnología incluso mejor que la 5G.