Close

¿Qué es el coltán y para qué se usa en nuestra tecnología?

Seguro que más de una vez has oído hablar del coltán, sin él más de la mitad de los dispositivos que usas habitualmente no existirían. Te contamos qué es exactamente y para qué se usa este preciado mineral.

La evolución tecnológica ha elevado el coltán a una posición de supremacía como uno de los bienes naturales más preciados del mundo. En parte, por su escasez a nivel global y por su utilidad a la hora de crear los dispositivos tecnológicos más idolatrados del mundo.

Rápidamente, el coltán es un material compuesto por dos minerales: columbita y tantalita, de ahí su nombre; el primero es un compuesto de hierro y óxido de niobio, mientras que el segundo lo está de tántalo, hierro y magnesio. La mayor parte de las propiedades del coltán vienen dadas por el tántalo, la materia prima predominante del coltán.

¿Por qué es tan importante hoy en día?

Básicamente, por las demandas del mercado y la necesidad de estar conectados continuamente.  Hoy en día no existe teléfono móvil, tablet o portátil sin coltán. Y es que el tántalo, al ser un material tan fino permite ir desarrollando dispositivos electrónicos cada vez más innovadores, finos y potentes gracias a la combinación de múltiples capas de tántalo, consiguiendo una gran carga eléctrica en el condensador, encargado de conducir toda la energía eléctrica de cualquier dispositivo electrónico.

Además, su resistencia al calor también es muy beneficiosa para mantener las baterías de los teléfonos siempre a una temperatura estable. El tántalo también hace, en el caso de los teléfonos móviles, que la lente de la cámara sea también mucho más fina.

¿Los dispositivos portátiles que utilizamos hoy día solo podrían funcionar con coltán?

No. Existe otro tipo de condensadores llamados electrolíticos de aluminio. El problema es que el tamaño es mucho más grande y por tanto no respondería a lo que el público demanda: dispositivos cada vez más pequeños. No obstante, sí podemos encontrar este tipo de condensadores en otros aparatos electrónicos como lavadoras y demás electrodomésticos del hogar.

¿El coltán ha empezado a utilizarse con los teléfonos móviles?

Sí y no. El coltán, por su resistencia, se empezó a usar hace unos años en la industria aeroespacial, aeronáutica e incluso para la fabricación de prótesis. Pero es cierto que el uso a gran escala del mineral ha venido a raíz de la revolución en la telefonía móvil.

Por otro lado, no hay que olvidar que el coltán es un material no renovable, lo que significa que en algún momento los recursos naturales que lo proporcionan dejarán de hacerlo. Esto está provocando un gran conflicto de la mano de grandes multinacionales, que pelean para conseguir la mayor cantidad posible.

Crisis del coltán

En los últimos años el coltán se ha convertido en el nuevo petróleo, o como se le suele llamar: oro negro. Las minas de coltán son escasas en el mundo, la mayoría de ellas se encuentra en El Congo, donde desde hace unos años se vive una crisis por la extracción del material, procedente en muchas ocasiones de minas no reguladas. Este hecho es el que termina ocasionando la explotación de gran parte de la población de El Congo en condiciones infrahumanas, muchos de ellos niños. Ese es el gran problema detrás del ansiado mineral de occidente.

Es indudable que, a veces, los elementos más pequeños son los más deseados. ¿Encontraremos algún sustitutivo del coltán que cumpla con las expectativas? Será cuestión de esperar, porque los avances tecnológicos nunca dejan de sorprendernos.