Close
  1. Blog Tuenti
  2. Lifestyle
  3. 10 canciones que ganaron Eurovisión y nunca olvidarás

10 canciones que ganaron Eurovisión y nunca olvidarás

Eurovisión, el festival de música europea que a nadie parece gustarle pero que cada año ven millones de personas en España, está a la vuelta de la esquina. Sobre el futuro de Amaia y Alfred ya se ha dicho mucho, así que vamos a centrarnos en el pasado del festival.

Por él pasaron estrellas mundiales como Celine Dion, Abba o Julio Iglesias (y Rodolfo Chikilicuatre, que en Latinoamérica lo peta). Pero lo importante no son l@s artistas, sino las canciones que ganaron Eurovisión y se convirtieron en temazos históricos como estos.

Euphoria – Loreen (Suecia 2012)

El primer tema nos sirve para romper un gran mito eurovisivo: que las canciones de Eurovisión solo suenan en Eurovisión. ¡Pues no! El verano de 2012 (y todos los posteriores, en realidad…) esta canción tan disco sonó en tooooodos los locales de España, bien alto para que no se oyesen los gallos que nos salían al intentar alcanzar ese agudo “forever til the end of time”.

Fly on the wings of love – Olsen Brothers (Dinamarca 2000)

Pasamos de una archiconocida, a otra aparentemente intrascendente. Probablemente no habías visto nunca a estos simpáticos hermanos daneses tocando la guitarra, pero si prestas atención al estribillo de la canción con la que ganaron el festival te sonará de algo… Te echamos una mano: piensa en viseras, pantalones de campana y coches tuneados. Sí, ahí lo tienes: el grupo dance XTM y DJ Chuckie lo versionaron en 2003, haciendo que pasase a la historia. Imposible no bailarlo.

Abanibi – א-ב-ני-בי (Israel 1978)

Y si la cosa va de versiones, la canción con la que ganó Israel a finales de los 70 se lleva la palma. Es muy probable que no hayas escuchado jamás la original (está en hebreo, así que por mucho que la escuches no vas a entender nada), pero versiones en español o en inglés seguro que has escuchado y coreado, que hasta el mismísimo Carlos Baute tiene una.

Diva – Dana International (Israel 1998)

Dos décadas después, Israel volvía a ganar el festival con una canción totalmente diferente. Dana International pasó a la historia con su Diva por el revuelo que causó que fuese la primera (y única) cantante trans en ganar Eurovisión. La victoria lanzó al estrellato a la cantante, que se convirtió en una de las más famosas de su país.

Rise like a phoenix – Conchita Wurst (Austria 2014)

Aún hoy, el Festival de Eurovisión sigue rompiendo barreras: en 2014 ganaba Conchita, una mujer con barba. Una puesta en escena increíble, un look cuanto menos llamativo y, sobre todo, una potente voz hacían que Austria se llevase el micrófono de cristal a sus fronteras. Desde entonces, Conchita es un icono de la lucha por los derechos LGTB en Europa.

Fairytale – Alexander Rybak (Noruega 2009)

Vamos a seguir nuestro recorrido eurovisivo por el norte del continente, remontándonos al ganador de hace una década: Alexander Rybak. Enamoró a todo el mundo con su violín y nos dio una canción tierna y divertida que much@s recordarán. Este año vuelve a presentarse por Noruega con un estilo muy diferente, pero el violín no lo suelta.

Waterloo – ABBA (Suecia 1974)

En su país vecino, Suecia, hay una cantidad de talento musical difícil de explicar. De allí es el grupo más famoso en ganar el Festival de Eurovisión: ABBA. Los suecos tienen una lista infinita de canciones famosísimas, entre las que se encuentra este Waterloo que les dio la victoria en 1974. Si te gustan mucho estás de enhorabuena: ABBA vuelve.

Ne partez pas sans moi – Celine Dion (Suiza 1988)

Aunque el título a la estrella más importante en ganar el micrófono de cristal es sin duda de Celine Dion. Mucha gente no lo sabe, pero la canadiense se dio a conocer en Eurovisión en 1988, representando a Suiza (una de esas cosas que nadie entiende del festival, junto a por qué actúan Australia o Israel). Por entonces solo tenía 20 años, pero ya apuntaba maneras.

Amar pelos dois – Salvador Sobral (Portugal 2017)

El año pasado, Salvador Sobral nos dio una lección musical histórica: no todo tiene que ser fuegos artificiales en Eurovisión. Lo importante es la música y el sentimiento, y así lo demostró con su balada “Amar pelos dois”. Gracias a él, este año el festival nos pilla muy a mano, ¡así que ve haciendo la maleta!

La la la – Massiel (España 1968)

Terminamos con otra victoria ibérica, en este caso con el tema que nos dio la victoria hace hoy 50 años: el La la la de Massiel. ¿Quién no lo ha cantado en alguna fiesta de pueblo a las tres de la mañana? Con su vestido de flores y su bailecito consiguió lo que a día de hoy parece imposible: que España gane Eurovisión.

Ahora solo queda preparar las palomitas y ver a quién le damos este año nuestros twelve points.